Inicio > (De)Formación continua, Sofisma > Sofisma: Ataque contra la persona

Sofisma: Ataque contra la persona

.

Definición

A menudo llamado Argumento ad hominem. Es uno de los sofismas más usados y más eficientes. Afortunadamente también es de los más fáciles de detectar. Consiste en atacar a la persona en vez de su argumentación y así pretender que los argumentos de la persona están relacionados con su comportamiento, su moral, sus creencias… Se pone una etiqueta a la persona para que sus argumentos pierdan valor.

Está técnica se llama “envenenar el pozo”: se muestran los malos aspectos de la persona atacada para que los que escuchen la perciban negativamente (veneno). Por lo tanto su argumentación (el agua del pozo) está envenenada por todo el resto de la conversación. Esto le pasó a Obama durante la campaña presidencial cuando le acusaron de ser socialista.

Si es tan eficiente esta falacia, es porque nuestro cerebro es muy receptivo a las emociones por un lado, y que es un experto en etiquetar. Cuando hay emociones de por medio, es mucho más difícil razonar.

Ejemplos (vale que podrían ser más sutiles):

  • Este es un mentiroso, entonces lo que dice es falso;
  • Este le conocemos, es antisemita. Como alguien podría fiarse de lo que dice?
  • Como puedes creer a la teoría de la evolución cuando todo el mundo sabe que Darwin engañaba a su mujer?
  • No se puede considerar las teorías de Milton Friedman porque es un economista de derecha;
  • Las opiniones del ministro de la salud no son aceptable porque todo el mundo sabe que se hace currar en una clínica privada;
  • Como uno podría dar crédito a las posiciones de Rousseau sobre educación, cuando él abandonó sus propios hijos!
  • Tu posición respecto a la energía nuclear no me sorprenden: siempre rechazaste la modernidad;

.

El ataque depende del contexto y de la gente que escucha. En unos casos las palabras como comunista, anarquista, homosexual, antisemita, negacionista pueden matar toda una discusión.

El ataque puede ser legitimo si un aspecto de la persona influye directamente en su argumentación. Si un testigo asegura que vio al señor X cruzar la calle cuando tenía el semáforo rojo, decir que su testimonio no es válido porque es daltónico no es un ataque contra la persona, sino bien contra de lo que dice.

Una forma peculiar de este sofisma es el deshonor por asociación, también llamado reducción ad hitlerium. La forma más básica consiste en comparar a alguien con un personaje deshonrado como Hitler, Staline, Mussolini, Pol Pot… Casi todos los vegetarianos habrán escuchado una vez en su vida el celebre “argumento”: “Hitler era vegetariano”. Pero vamos, que no es de lo más sutil, y lo que se suele ver es la asociación con algunas de las acciones de estos personajes:

“Los únicos casos de cultura gratuita se vieron bajo regímenes totalitarios, en el tercer Reich, en la rumanía de Ceausescu…” – Roschdy Zen Aquí para los francófonos (1:12)

.

Autodefensa

Siempre se debe recordar que una idea o un argumento tiene vida propia, y que no se puede refutar atacando al que lo enuncia. También hay que notar que como este sofisma sirve para criticar a la persona y no a sus argumentos, puede implicar que quien lo use no tiene argumentos en contra o que no quiere contestar; puede que solo intente de acabar con un tema molesto para él. Si os encontráis en esta situación, y después de haber denunciado el uso de la falacia, hay que insistir con el tema para conocer su opinión.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: