Inicio > (De)Formación continua, Sofisma > Sofisma : El falso dilema

Sofisma : El falso dilema

.

Definición

Un dilema es un caso en el cual frente a una situación, solo dos alternativas exclusivas son posibles. El falso dilema surge cuando una elección está limitada a dos opciones aunque existen más opciones alternativas. Una vez las opciones reducidas a solo dos, quien use este sofisma solo tiene que mostrar que una opción es inaceptable y que por lo tanto hay que elegir la otra. Este sofisma sirve entonces para forzar una opción y dar la ilusión de una reflexión profunda sobre un problema dado.

Este concepto se puede generalizar a los trilemas, quadrilemas… Siempre se pretende que la lista de opciones es completa.

Unos ejemplos:

  • O estáis con los EEUU, o bien estáis con los terroristas. (George W. Bush, después de los atentados del 11/9);
  • Francia: Amala o Déjala (Sarkozy);
  • No podemos pasarnos de la energía nuclear. No quieres que volvamos a usar velas verdad?;
  • O el transporte se privatiza vendiéndolo a un grupo nacional o bien será comprado por un fundo de inversión estadounidense;
  • Si no bajamos los gastos públicos, nuestra economía se va a hundir;
  • El lenguaje políticamente correcto tiene por fin de combatir el racismo. O nos apoyáis para prohibir las palabras de odio, o bien sois racistas.
  • O copagas (grrrrrr repagas!!) o bien Sanidad se va a hundir

.

Los ejemplos que propuse aquí son de los más fáciles de detectar, pero a veces este sofisma está bien escondido. Es uno de los más usados por los políticos en asociación al sofismo del hombre de paja, para por una parte ridiculizar un argumento, y por otra intentar “demostrar” que lo que apoyan ellos es la mejor opción posible:

     -La democracia moderna ha fracasado.
     -Pues venga! Volvamos a un sistema dictatorial que tortura la gente!

.

Nuestro gran problema, que ya es cosa de nuestro cerebro, es que preferimos las cosas simples a los análisis complicados. El dilema nos permite evaluar pocas opciones y entonces hacer menos esfuerzos. Pero cualquiera que use un dilema como argumento puede olvidar opciones alternativas por falta de reflexión o por ignorancia, o bien usar este punto vulnerable de nuestro cerebro para engañarnos.

.

Autodefensa

Para evitar la trampa, lo primero es entrenarse a reconocer los usos de los dilemas, sobretodo para los que están escondidos en el flujo de la conversación. Luego siempre hay que preguntarse frente a un dilema si entre la opción blanca y la negra, no hubiera tantas opciones alternativas como tonos de gris.

El mayor problema que tendremos con los dilemas es que en algunos casos las alternativas no son evidentes, y solo aparecen después de haber estudiado el tema debatido.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: