Inicio > (De)Formación continua, Sofisma > Sofisma : Llamada a la autoridad

Sofisma : Llamada a la autoridad

.

Definición

Ocurre este sofisma cuando un razonamiento se basa en las reflexiones o declaraciones de una persona considerada como figura de autoridad, pero sobre un tema que no corresponde a su dominio de especialidad. También puede que esa autoridad fuera totalmente ficticia, como por ejemplo en los anuncios farmacéuticos en los cuales la figura de autoridad no es el actor sino la bata blanca que lleva, y que le da credibilidad. A veces estos expertos son anónimos: Unos científicos han demostrado que… unos agrónomos han investigado en…

Los ejemplos de este sofisma son muchos:

  • Comed cereales wheaties para ser como yo (Michael Jordan )
  • Los famosos que apoyan a un político
  • Zidane que te cuenta que las mejores pastas son de la marca X
  • Einstein es un buen y importante físico pero sus opiniones políticas no valen más que las de otros.
  • La guerra en Iraq es una buena cosa porque el Nobel de biología de este año estaba a favor.
  • Tu profe de filosofía que te cuenta que fulano fue el filósofo más importante
  • Un humorista que cuenta a los jóvenes de barrios pobres que es importante ir a votar para hacer “escuchar su voz” (tiene gracia que lo diga un humorista, igual es su mejor broma)

.

Autodefensa

Es importante saber confiar en unos especialistas. Primero porque no hay tiempo para saber todo sobre todo, y luego porque hay cosas que ni siquiera nos interesan. Para eso están los especialistas y es razonable consultarlos y escucharlos, pero tampoco hay que creerse todo lo que digan. Se puede fiar de una figura de autoridad si se respectan estas reglas:

  • Existen los conocimientos para poder especializarse (que pensar de un especialista en buen gusto, bondad, generosidad?);
  • No tenemos tiempo, ganas o conocimientos para entender la información o los puntos de vista nosotros mismos;
  • El especialista se exprime sobre su especialidad;
  • No hay razones de pensar que el especialista puede mentir, por interés personal o corporativo. Desgraciadamente esto pasa muchísimo en casos que tocan la salud pública (transgénicos, móviles, nuclear…);
  • Existe un consenso sobre lo que está diciendo.

.

Si estas condiciones no se respetan entonces no hay porque creerse el argumento que se basa en las declaraciones de la figura de autoridad. Habrá que explicar a quien usa este sofisma porque la referencia a esa autoridad está equivocada. Eso permitirá que los que no hayan detectado el sofisma revisen su opinión, y obligará al sofista a avanzar argumentos de verdad si es que los tiene.

Si estas condiciones están reunidas se puede fiar de lo que dice el especialista u otra figura de autoridad, pero tampoco hay que tragarse todo lo que dice. Fiarse de alguien no tiene que dispensarnos de pensar. Aún en su dominio de especialidad, los expertos pueden contradecirse, equivocarse o razonar mal. Al final la veracidad de una declaración solo depende de las pruebas, evidencias o argumentos que se presentan.

.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: