Inicio > (De)Formación continua, Lengua de madera, Lenguaje > Lengua de madera – Presentación

Lengua de madera – Presentación

.

Lengua de madera? Que expresión más rara! Y con razón porque se trata de una expresión francesa que al parecer no tiene equivalente en castellano. La “lengua de madera” es un conjunto de técnicas que permiten formular el discurso de tal manera que se introduce ambigüedad, que se esconden ciertos aspectos de una realidad social, y puede llegar a  hacer que el discurso se vuelva incomprensible. Va mucho más allá del políticamente correcto que solo es uno de sus aspectos.

Lo primero que quiero destacar es que la lengua de madera es un tipo de lenguaje, de formulación, que no usamos a diario. Por ejemplo cuando vas a la panadería a comprar pan, no preguntas por dos unidades de estructura panificada. Cuando invitas amigos a casa para comer, no hablas de hacer un cuscús intercultural o una velada de relaciones sociales.

Es un lenguaje muy peculiar que estructura nuestras relaciones con las instituciones, nuestras relaciones profesionales y el discurso político. Cuando políticos se atreven a hablarnos de crecimiento negativo, o nos creen tontos, o hay una estrategia detrás del uso de esta expresión y ellos saben que funciona. 

Esta estrategia podría tener algo que ver con lo que los lingüistas nos enseñan respecto al lenguaje: pensamos CON las palabras que usamos. Esto significa que las palabras que usamos estructuran nuestro pensamiento. No es que pensamos y luego elaboramos un discurso, sino que elaboramos un pensamiento gracias a las palabras que usamos. Así que si me quitan una palabra y que me ponen otra en su sitio, no voy a pensar una situación de la misma manera; cambia mi percepción de la realidad social. Por eso veo importante que se estudie este lenguaje para que aprendamos a rechazar ciertas palabras a la vez de volver a usar unas palabras perdidas. Ahora vamos!

.

Figuras retóricas de la lengua de madera

 

Lo que sigue son cosas que todos aprendimos en la escuela así que lo podemos considerar como un repaso. Vale que lo aprendimos en la escuela, pero en mi caso y el de mis compañeros de clase, solo lo estudiamos de vista al efecto literario que provocaba en poesías y novelas.

Pero lo que no aprendimos fue el efecto que las figuras retóricas pueden tener sobre nuestro cerebro, en nuestras vidas. Esto es lo útil… eso es lo que no nos enseñaron.

.

  • Pleonasmo

Lo que aprendimos:

El pleonasmo es la yuxtaposición innecesaria de dos palabras de mismo sentido y por lo tanto refleja la poca habilidad a formular ideas de quien lo pronuncia, aunque muchos pasaron en el vocabulario corriente y se dicen sin pensar.

Ejemplos: subir arriba, ven aquí, falsa ilusión, historias pasadas, resultado final, funcionario público, accidente fortuito, hechos reales, la sonrisa en los labios (quién sonríe sin labios?), pleno consenso, volver a repetir…

Es verdad que pueden hacer reír si lo pensamos un poquito. Pero si lo usan los políticos seguro que no será por mala aptitud lingüística ya que tienen a profesionales de la comunicación que les escriben los discursos y que cada palabra tiene su importancia. Entonces para que les sirve?

.

Lo que no aprendimos:

Lo que se puede notar es que los pleonasmos que usan los políticos (u otro tipo de institución con poder) no son del tipo de los ejemplos precedentes. Son formulaciones que son pleonasmos si nos referimos a la definición de las palabras, pero que no lo son tanto si nos referimos a lo que designa realmente la palabra en el contexto social actual. Por lo tanto el uso que hacen del pleonasmo es para reforzar un término “vacilante”, para volver a darle credibilidad. Por eso en sus pleonasmos, la segunda palabra tiene connotación positiva. Ahora que sabemos esto, tenemos una ventaja ya que si lo usan para reforzar un término, también es una confesión de que algo no va muy bien.

Democracia participativa: Qué es una democracia donde no se puede participar? Por si uno dudara de que estemos en democracia, se lo dice una segunda vez para convencerlo. El pleonasmo esconde el hecho de que la “democracia representativa” no es participativa para nada. Cuidado con este pleonasmo porque en “nuestros” entornos de lucha se usa bastante, pero hay que recordar que esa formulación es de los políticos. El día que propongan participación, habrá que ver sobre que tonterías nos dejarán participar.

Un ejemplo. En Barcelona el alcalde organizó una votación para reformar la avenida más grande de la ciudad. Había 3 opciones y nos invitaba a participar en la elección de las obras que se iban a hacer, aunque ya anuncio  de salida que si se eligiera la tercera opción no se haría… ya empezamos mal. La gente se mueve el culo del sillón para cumplir con su deber ciudadano, para que luego aprendamos que finalmente la avenida no se iba a tocar. Pero a lo menos hemos (han :)) participado.

Relación social: Qué puede ser una relación humana que no sea social? Que esconde este pleonasmo? Podría ser el hecho de que las relaciones que podamos tener con otros seres humanos ya no son tan sociales sino más mercantiles. Hablas con tu jefe, con el comercial de movistar, tienes una conversación muy entretenida con la cajera del super: “Cuánto le debo?”, con tu propietario: “Por favor espérese 2 días más para el alquiler”, pero lo de hablar con el vecino se pone difícil.

Participación ciudadana: Pues claro! Quién va a participar sino nosotros? Esconde el hecho de que los que hoy en día participan no son ciudadanos, o si lo son no participan como indivíduo sino como representante de una empresa, de una asociación o de diversos intereses.

.

  • Oxímoron

Lo que aprendimos:

El oxímoron es el opuesto del pleonasmo, es decir que es la yuxtaposición de dos términos con significación opuesta dentro de la misma expresión. Se usa mucho en poesía para crear un efecto que fuerza a quién lo escuche o lo lea a buscar una significación tercera, ya que la expresión de por si es totalmente absurda.

Ejemplos: luz oscura, sol negro, vista ciega, fuego helado, hoy es mañana, la mejor defensa es un buen ataque, dulce amargura, actuar con naturalidad, realidad virtual, mis libros están llenos de vacío (Augusto Monterroso) …

A veces el oxímoron se vuelve más real y nos aparece en forma de un cartel en una pared que dice “prohibido fijar carteles”, o en juegos de palabras : “Se busca una kamikaze con experiencia”.

.

Lo que no aprendimos:

El oxímoron es la segunda figura retórica más usada por los políticos, y no es para nada!

Etimológicamente, oxímoron significa “locura aguda”, y de hecho un bombardeo excesivo de oxímoros puede llevar a la locura: el uso del oxímoron nos desorienta y bloquea nuestro pensamiento porque nuestro cerebro tiene que encontrar una significación para resolver el conflicto entre los dos términos. Esto implica que se pone muy difícil el análisis de lo que de verdad significa.

Lo usan los políticos para dar ilusión de que actúan, y hace creer a los que temen el cambio de que una vez al borde del precipicio se podrá dar un paso por adelante sin caer. Lleva a preferir aceptar las contradicciones en vez de aceptar que su forma de pensar y de hacer las cosas está caducada. Pero el hecho de que la avestruz se esconda la cabeza en la arena no impide que la den por culo. De hecho todo lo contrario.

Se pueden distinguir dos construcciones de oxímoron. La primera consiste a usar un concepto con connotación muy positiva y pegarle otro concepto opuesto que cambia totalmente su significación. Así se puede designar una realidad o unas medidas negativas usando palabras con connotación positiva:

  • Igualdad de oportunidades    →  Inigualada
  • Tolerancia cero                         →  Intolerancia
  • Crecimiento negativo              →  Recesión

.

La segunda manera de formar un oxímoron consiste en usar un concepto que ya percibimos de forma negativa o que haya perdido fuerza en lo que designa, y pegarle un término opuesto con connotación positiva. El segundo término anula el aspecto negativo del primero pero sin la necesidad de abandonar el concepto, lo que deja pensar que hay maneras de usar los mismos métodos sin tener los aspectos negativos que tenía:

  • Comercio justo
  • Banca ética
  • Flexiseguridad
  • Discriminación positiva
  • Empresa ciudadana
  • Guerra limpia
  • Desarrollo sostenible
  • Capitalismo moral
  • Bombardeo humanitario
  • Armas inteligentes

.

Se trata de impedir que la gente cuestione la lógica de lo que designa el primer término, analice las causas que lo hacen posible y se planteen un cambio radical para echar abajo lo que les putea. Da la impresión de que la realidad cambia y que el que enuncia el oxímoron está haciendo algo para mejorar las cosas, que tiene soluciones a los problemas. En realidad solo cambia la percepción de la realidad, y solo con un truco dialéctico. Por lo tanto como las cosas “cambian”, no es necesario plantearse este cambio radical que da miedo.

.

  • Eufemismo

Esta figura retórica es la que más se usa en los medios y en el mundo de la política profesional. Afortunadamente también es la que más se conoce y reconoce. Los eufemismos forman lo que se conoce en españa como el lenguaje políticamente correcto.

.

Lo que aprendimos:

Un eufemismo es una palabra o una expresión que sustituye otra palabra con el objetivo de suavizar un término o una situación. Dice de forma suavizada lo que sería muy desagradable de oír si fuera dicho de forma directa. En el mundo político sirve para evitar de ofender a categorías de la población o para anunciar putadas varias sin provocar grandes reacciones.

Por ejemplo “Vamos a proteger a la población libia de su dictador” suena mucho mejor que “Atacamos a libia para controlar su petroleo ahora que la población le quiere quitar el poder a nuestro amigo”.

Ejemplos:

  • Poco agraciado = feo
  • Gobierno militar = dictadura
  • Servicio de inteligencia = espionaje
  • Pronunciamiento militar = golpe de estado
  • Recursos humanos = mano de obra
  • Faltar a la verdad = mentir
  • Reajuste de precios = subir los precios
  • Desaconsejar = prohibir
  • Oír = obedecer (este es para los padres: “Niño no me oyes?”)
  • Dialogo social = lucha de clases
  • Desfavorecidos = pobres
  • Daños colaterales = muerte de civiles
  • Empleada = esclava que limpia casas, pagada una mierda y sin seguridad social
  • No vidente = ciego
  • Expediente de Regulación de Empleo (ERE) = despido masivo
  • Jóvenes con menos oportunidades (antiguo lenguaje europeo) = jóvenes pobres
  • Jóvenes con menos posibilidades (nuevo lenguaje europeo) = jóvenes pobres

.

En esta web se referencian muchísimos eufemismos clasificados.

Al cabo de cierto tiempo el eufemismo también se pone demasiado duro porque acaba designando la misma situación social, la cual no se suaviza. Por lo tanto hay que inventar nuevos, y los eufemismos se renuevan constantemente.

Por ejemplo : Viejos → ancianos → personas mayores → mayores → personas de la tercera edad

.

Lo que no aprendimos:

El uso de los eufemismos es una confesión de la impotencia a poder cambiar una situación: “Cuando los hombres no pueden cambiar las cosas, cambian las palabras” , nos decía Jean Jaures.

Hay dos peligros al usar eufemismos, o mejor dicho a aceptar de sufrirlos.

.

El primer peligro es que como el eufemismo presenta una versión edulcorada de una realidad social, la violencia de esa situación solo nos aparece si empezamos a analizarla. Nos quita el aspecto emocional que hace que nos podemos indignar por algo, y por lo tanto no nos incita a actuar en contra de esta situación. Dejamos pasar algo que si se hubiera formulado sin suavizar hubiera provocado grandes protestas. El hecho de que unos eufemismos aparezcan al momento de hacer votar reformas impopulares (oxímoron?) no es ninguna casualidad.

Por ejemplo en 1983 en francia, los socialistas estaban al poder desde hace dos años y decidieron de acabar con el aumento de los sueldos indexado sobre el coste de la vida. Entonces para anunciarlo sin tener a todos los franceses en la calle para protestar, no dijeron “Vamos a congelar los sueldos” sino “Vamos a involucrar a francia en una gran campaña de desinflación competitiva” (Jacques Delors).

.

El segundo peligro de los eufemismos es que permiten esconder una parte de la realidad social. Al final el eufemismo acabará designando la misma situación, pero el tiempo de que esto ocurra, se habrá perdido tiempo, visión y coherencia en la lucha en contra de esta situación.

Otro ejemplo relacionado con francia (es lo que hay): En los años sesenta, los trabajadores sociales llamaban a los pobres, los explotados; no les daba problema designarlos y por lo tanto pensarlos como explotados. Entonces el estado les hizo entender que si quisieran seguir recibiendo subvenciones, estaría bien llamar a esa gente, los desfavorecidos. Así que tenemos lo siguiente: es el mismo individuo, en la misma situación, pero en un caso ha sido explotado por alguien y en otro no tuvo suerte… Qué podemos hacer entonces? No vamos a montar una huelga porque este pavo no tiene suerte! Pero ahora viene lo peor. “Explotado” designa una persona como el resultado de un proceso que es la explotación, mientras “desfavorecido” solo designa un estado. Si existen los explotadores, en cambio no existen los desfavorecidores en el idioma. Nadie ha desfavorecido esa persona. Por magia desapareció la responsabilidad. Esto provoca un cambio en la forma de trabajar con estos individuos: cuando antes se buscaba hacer daño al dominante, ahora se busca ser útil al dominado.

Último ejemplo relacionado con el mundo laboral: cuando un jefe de personal se vuelve un director de los recursos humanos, se pierde algo. Este algo es la jerarquía, que es mucho más difícil de detectar con la segunda formulación. De la misma manera, cuando un subordinado se vuelve un colaborador, también se está perdiendo la noción de jerarquía. La noción únicamente porque aunque ya no se nombre así, sigue siendo presente la jerarquía. El problema resulta en que si no se puede nombrar como jerarquía, entonces no se puede pensar como jerarquía.

.

  • Hipérbolas

Lo que aprendimos:

Esta figura retórica es lo opuesto del eufemismo. Consiste en exagerar o endurecer una realidad para “incrustar” en el espíritu de quién la oye una imagen o una emoción difícil de olvidar.

  • Te llamé un millón de veces
  • Érase un hombre a una nariz pegado (Quevedo)
  • Sonrisa de oreja a oreja
  • Fuerte como diez hombres

.

Lo que no aprendimos:

Cuando uno de los objetivos de los eufemismos es de evitar de producir emociones frente a una situación indignante, el uso de las hipérbolas permite crear emociones para evitar un análisis más profundo de la situación ya que las emociones bloquean el razonamiento. También se usan para desacreditar/criminalizar una práctica o una cosa, en cual caso se parece bastante al sofisma del ataque contra la persona.

Por supuesto una vez esa emoción “pegada” a alguien, a un grupo o a una práctica, será muy difícil quitársela de la mente. Al oír algo sobre esta persona o esta práctica, lo primero que nos vendrá en mente será precisamente esta emoción, lo que ya nos pone en malas condiciones para reflexionar. La imagen de violencia que se pega a la concepción que mucha gente se hace del anarquismo es un buen ejemplo de esto. Si funciona tan bien es porque nuestro cerebro es un experto en clasificar, etiquetar.

Unos ejemplos:
  • Terrorista
  • Fascista: porque nosotros también usamos hipérbolas
  • Extremista
  • Tomar como rehén: durante una huelga de transporte unos irresponsables toman a los usuarios (ya no clientes) como rehenes

.

Hoy en día se ve que cualquiera acción en contra de los intereses del sistema es una acción “terrorista”. La wikipedia nos aprende que “el terrorismo es el uso sistemático del terror, para coaccionar a sociedades o gobiernos”. Así en junio del 2011, la guardia civil detuvo a tres peligrosos “ecoterroristas” por haber liberado miles de visones en la naturaleza para que no acaben en abrigo. Corresponde algún punto del “delito” con la misma definición de terrorismo? Para qué sirve usar el termino terrorista si no es para justificar la detención y ponerse del lado de la granja peletera?

Si se dice de la seguridad social que es inviable económicamente porque es un agujero negro, se habrá creado la emoción suficiente para no ir a buscar más allá de la “solución” propuesta para resolver ese “gran problema”. Usando esa hipérbola ya se puede proponer un copago repago como solución milagro sin muchas más justificaciones. Así la gente no cabrá en la tentación de relacionar la falta de financiación de la seguridad social con el desempleo, la evasión fiscal y la presión constante para mantener sueldos bajos.

Entonces cuidado al oír palabras extremas, que sea en bien o en mal. Habrá que verificar que la definición de la palabra empleada está en acuerdo con la realidad que pretende representar.

.

  • Concepto operacional

Ver aquí

.

  • Anglicismo

Los anglicismos se usan más en el mundo del trabajo… perdón, del empleo, que en otro sitio. Se trata de reemplazar una palabra o una expresión por una palabra inglesa. Eso hace que lo que se designa parece más moderno, más dinámico, más técnico.

Por ejemplo “manager”, “team leader” o “coach” parece más dinámico y mejor connotado que “jefe”, pero al final se habla del mismo puesto de trabajo. Otro ejemplo, en una reunión sabes que te vas a aburrir, pero en un “meeting” parece que te lo vas a pasar teta.

El uso de anglicismos sirve para revalorizar una realidad a poco precio. Hablar con anglicismos también permite posicionarse en la escala social; es más “upper class”. Los que más lo usan son por supuesto los que tienen puestos de trabajo orientada a la gestión más que a la producción. Será que los inútiles intentan impresionar a los que sí hacen algo con ese truco de lenguaje?

Unos ejemplos

  • Win-win : compromiso impuesto desde arriba que hace que ganamos “todos”, aunque tu sueldo a final de mes te diga lo contrario.
  • Deadline
  • Ranking
  • Team
  • Turn-over
  • Team manager: pero como nos acordamos que un manager es un jefe, ahora tenemos Team leader
  • Feedback
  • Team building
  • Brainstoarming
  • Debriefing
.

El uso de esas palabras en la empresa permite hacer aceptar un cambio en la carga de trabajo, siempre a por más pero pagado lo mismo por supuesto:

“Venga hacemos un brainstorming para que me deis vuestras ideas respecto a la mejora del producto, así yo me aprovecharé de vuestro genio para ponerme las medallas, y en cambio os pagamos lo mismo. Pero tranquilo al final del año haremos “encontring” para tener vuestro feedback y valorizar vuestros esfuerzos. Ha por cierto, este meeting ha durado 3 horas, pero la deadline del proyecto (producto?) no ha cambiado! Si queréis la empresa cierra tarde así que podéis hacer horas extras no pagadas para acabar vuestro trabajo.”

.

  • Técnicizador”

Este ya no es una figura retórica convencional sino que es más especifica a la lengua de madera. Son eufemismos técnicos. Como no fuimos acostumbrados a encontrarlos se ponen difíciles de reconocer y eso es precisamente lo que les hace peligrosos.

Se trata de renombrar una realidad social de forma positiva y técnica para revalorizarla, haciendo creer que se modificó. Unos juegan con la tecnicización para mejorar sus currículum y así valorizar un trabajo poco estimado.

  • Azafata de caja → cajera
  • Operador → obrero
  • Técnico sanitario de vías públicas → Barrendero de calle
  • Ingeniero en refrigeración de empuje → Paletero
  • Especialista en logística de documentos → Mensajero
  • Coordinador de movimientos nocturnos → Segurata
.

Los dos primeros ejemplos se encuentran en verdaderas ofertas de empleo, mientras los demás son más “chistosos”, aunque también se puede encontrar cosas de este estilo. En mi país no hay ofertas para barrenderos, sino para “técnicos de superficies”. También tenemos “embajadores de clasificación” que son precarios que distribuyen bolsas para preparar el reciclaje. El hecho de llamarlo así ayuda al precario a aceptar su trabajo ya que se percibe como menos degradante.

Otro aspecto de los técnicizadores es que permiten esconder una parte de la realidad. Así sirven para despolitizar un problema y hacer desaparecer la responsabilidad que tienen las instituciones, las empresas y las administraciones al respecto. En este aspecto son eufemismos que tienen la particularidad de transformar un problema político en un problema puramente técnico.

  • Indigente → sin techo
  • Clandestino → sin papeles
  • Solicitante de empleo → parado
  • Prospector de empleo → parado

.

Es que solicitar es demasiado fácil, habría que ponerse un poco las pilas para encontrar el empleo que no está, así que venga! A prospectar!

Qué pasa en nuestra cabeza cuando se acepta de llamar a un clandestino un “sin papeles”? Un clandestino se refiere a alguien que tiene muy malas condiciones de vida en su país(guerra, hambre), que dejó a su familia con la ilusión de hacerla vivir con el dinero que ganaría en un país rico, que hizo un peligroso y largo viaje para cambiar de país, que se hace explotar por una empresa que tiene claro que él no se puede quejar a nadie, que no vio a su familia desde hace años, que vive en el miedo permanente de un control de identidad… Llamarlo “sin papeles” hace pensar que su único problema es la obtención de papeles, y que solo por dárselos ya se arreglan sus problemas.

De la misma forma llamar a un indigente un “sin techo” impide pensar la situación del indigente de otra forma que como un problema técnico por el cual hay que encontrar soluciones. Cuando el indigente tiene problemas para comer, problemas relacionales, problemas de sexo, de bebida, trastornos psíquicos… Llamarlo “sin techo” hace pensar que sus problemas se arreglarían con darle un techo.

.

Para qué sirve?

Ya sé que este artículo se ha puesto muy largo, así que aquí viene un resumen de lo que se constató más arriba. Ponerlo como lista permite darse cuenta de lo peligroso y perverso que es ese tipo de lenguaje y los que lo usan. La “lengua de madera” sirve para:

  • Dar esperanza de que un mundo mejor es posible y alcanzable con pocos esfuerzos
  • Jugar con nuestras emociones, tratarnos maternalmente
  • Renombrar la realidad de forma positiva
  • Forzar a tener un comportamiento hipócrita
  • Suavizar los problemas
  • Hablar sin decir nada
  • Despolitizar una realidad social
  • Parecer listo
  • Esconder conflictos de interés y desacuerdos
  • Esconder responsabilidades
  • Culpar a los que piensan de forma diferente
  • Disminuir nuestra capacidad de indignación
  • Hacer aceptar lo inaceptable

.

Conclusión 

Cada día estamos bombardeados con estas figuras retóricas, con estos conceptos vacíos. Resistir a este lenguaje se pone muy difícil ya que forma parte de nuestro entorno. Pero este artículo ya permite hacer el primer paso hacía la resistencia a este lenguaje. Ahora ya conocemos unos de sus trucos y los efectos que pueden tener sobre nuestro pensamiento y nuestro comportamiento, así que ya estaremos más atentos. Luego se hablará de como se puede resistir a ese lenguaje. Georges Orwell, al escribir su novela 1984, ya había entendido el rol que puede tener el lenguaje en la instauración del pensamiento único. Ya había entendido que el lenguaje, más que ser un instrumento de comunicación, es un instrumento de poder. La novela nos aprende que el fascismo no es necesariamente metralletas y ruido de botas, basta con eliminar las palabras negativas del vocabulario. Si todo queda positivo se pone más que complicado pensar y expresar contradicciones, y por lo tanto nos podemos olvidar de la democracia:

Es democrática, una sociedad que se reconoce dividida, es decir atravesada por contradicciones de interés, y que se fija como modalidad de asociar a parte igual cada ciudadano en la expresión de estas contradicciones, en el análisis de estas contradicciones y en la deliberación de estas contradicciones, con el objetivo de llegar a un arbitraje.Paul Ricœur

.

.

Índice : (De)Formación continua

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: