Inicio > (De)Formación continua, Chomsky, Información, Medios > Modelo de Propaganda de los medios

Modelo de Propaganda de los medios

.

El modelo de propaganda de los medios es el resultado de un trabajo común de Edward Herman y Noam Chomsky. Lo publicaron en un libro titulado Manufacturing Consent: The Political Economy of the Mass Media (Los guardianes de la libertad en castellano), donde exponen el modelo para luego comprobarlo contra muchos casos. No es una descripción fija de la realidad ni una verdad absoluta. Pero ese modelo, esa hipótesis de las reglas que rigen el entorno de los medios nunca falló al aplicarlo a los medios comerciales. Se elaboró principalmente considerando los medios estadounidenses, pero los autores presumen que ese modelo se puede aplicar a cualquier país que comparta la misma lógica de financiación y de organización.

El modelo define 5 variables estructurales que actúan como filtros de selección de la información. Esos filtros organizan la percepción de la realidad de los periodistas y por lo tanto definen lo que se ve y lo que no se ve, lo que se habla y lo que no. Por lo tanto se crea una forma de auto-censura inconsciente debida a esos filtros impuestos por la profesión y su entorno (el campo periodístico). De los cinco filtros destacados, los tres primeros son los mas importantes.

.

Propietarios de los medios

La mayor parte de los medios de comunicación pertenecen a conglomerados mediáticos o a multinacionales. Aunque los periodistas se sientan libres y no reciben presión por parte de los propietarios del medio, esa presión existe, aunque esté escondida. En mano de esa élite económica, el rol de un medio de información ya no es de informar sino de hacer dinero y propaganda para sus intereses. Así parece más que evidente que será difícil para un medio de criticar unas de las empresas de los propietarios, y que la información presentada será en adecuación con sus intereses, y entonces viciada.

Luego como para cada grande empresa, el consejo de administración elige el dirigente. Este tendrá que satisfacer a los propietarios para poder seguir en su sitio, y por lo tanto hará que la linea editorial será conservadora: Que interés habría en criticar el sistema que le permite a los propietarios ganar dinero?

.

Fuente de financiación

Un periódico no podría sobrevivir solo con sus abonados y compradores ocasionales así que deben de encontrar una fuente de financiación externa que provoca una dependencia económica. Así se introducen los anuncios en los periódicos. De hecho la dependencia económica hacia los anunciantes se estima a un 70% en el caso de los periódicos. La tele no se salva ya que su dependencia económica se estima a alrededor de un 90%.

Como esa dependencia define la vida y la muerte de un medio de comunicación, ese tiene que hacer todo su posible para atraer a los anunciantes. Para eso el medio tiene que proponer a los anunciantes un número de lectores mayor que la competencia. Por supuesto no valen todo tipo de lectores; los que hay que atraer son los que pueden comprar los productos de los anunciantes. Con esa visión la información pasa al segundo plano y tiene un rol marginal como producto, cuando el producto más importante que el medio vende es el acceso a sus lectores.

Esa dependencia también provoca que la información que presenta una visión contraria a los intereses de los anunciantes o no se mostrará o se despreciará. Entonces la competición para atraer a los anunciantes no favorece para nada la crítica de lo existente, y se verá un conformismo entre los medios respecto a la información presentada. Solo buscarán en diferenciarse en detalles que los lectores no percibirán ya que la casi totalidad leerá un solo periódico (si leen) o mirarán un solo telediario.

Para darse cuenta del espacio que ocupan los anuncios en los periódicos, nada mejor que la forma visual, y para eso hay un ejercicio simple. Se recuperan 2 versiones de un mismo periódico del mismo día. Uno servirá para las páginas pares y el otro para las impares. Se cortan los artículos de las páginas pares y luego de las impares, y se pegan entre ellos para crear una superficie que representa el espacio que el periódico dedica a los artículos. Luego se hace lo mismo para los anuncios y así se puede comparar el espacio dedicado para las dos cosas. También habrá que notar que entre todos los artículos, muchos o no informan o informan de cosas fútiles, de sucesos, robando espacio a hechos con mayor interés.

.

Dependencia de la fuente de información

Los medios de información no pueden tener periodistas en todos sitios, pero por otra parte tienen que proporcionar un flujo constante de información. Por lo tanto los periodistas se acercan a los lugares en los cuales se supone que mucha información será producida. Así las principales fuentes de información de los medios son los departamentos de comunicación (ver propaganda) de los ministerios, de partidos y de las grandes empresas.

La prisa que caracteriza la profesión de periodista (carrera para obtener el scoop, tratar rápidamente los temas tratados por la competencia…) hace que la información que proviene de esos proveedores casi nunca se verifica, y casi nunca se confronta con otra fuente de información. Eso hace que lo que fluye en los medios es información que siempre le interesa a los que ya están en sitio, que ya tienen poder.

Los periodistas que pondrían en duda la veracidad de la información proporcionada por fuentes empresariales corren el riesgo de perder el acceso directo a esa información y a los interlocutores que les puedan dar más precisiones. Así los medios están poco propensos a producir artículos que puedan dañar los intereses de las empresas que les proponen los recursos de los cuales dependen. Por lo tanto esa información representa una construcción del mundo que le interesa a esas empresas para seguir ejerciendo su poder en su sector, pero se presentará como hechos con muy poca probabilidad detener una visión crítica o contraria.

La información política, cuando proviene de los ministerios, no representa las preocupaciones de la gente sino la percepción que tienen los políticos de las preocupaciones de la gente (poniendo de lado la construcción de información/datos a medida que les permita justificar sus acciones). Y como estos están completamente desconectados de lo que pueda ser la vida de los ciudadanos que pretenden representar, el descuadre entre lo que se dice y lo que se vive es bastante grande.

.

Reacción negativa a la crítica

Al contrario de los tres primeros filtros, ese demuestra un esfuerzo intencional de manejar la información. Se trata del esfuerzo para hacer presión y atacar la credibilidad de una organización o de una persona que pueda expresar opiniones divergentes o en contra de algún grupo de interés, de la visión dominante del mundo para decirlo de otra forma.

Esa presión puede venir de intelectuales o de políticos por temas en los cuales ellos presuponen tener el saber absoluto. La mayor presión sin embargo viene otra vez de las agencias de relaciones públicas que trabajan por cuenta de multinacionales. Uno de los ejemplos más conocidos es el Global Climate Coalition que manejo la opinión publica sobre temas de medio ambiente entre 1989 y 2002 en estados unidos. Así hicieron presión sobre el senado estadounidense para que no ratifique el protocolo de Kyoto, para luego dedicarse a producir informes a medida para negar la existencia de un recalentamiento global. Ese grupo de presión representaba grandes empresas entre las cuales Exxon, BP, Ford, GM, Shell, DaimlerChrysler y más… multinacionales muy interesadas en la protección del medio ambiente verdad?

Las agencias de relaciones publicas tienen las relaciones y los recursos suficientes para desacreditar a los periodistas que produzcan artículos que van en contra de los intereses de las empresas que representan. Por lo tanto solo tienden a fluir en los medios de información las criticas que sean en adecuación con la ideología dominante. A veces surgen circunstancias especiales que permiten expresar críticas más serias porque los eventos lo imponen. Fue el caso de la crisis, a finales de 2008 y principio de 2009. Durante esos pocos meses ya era muy mal visto defender el capitalismo, y por magia los periodistas redescubrían autores como Marx y Keynes. Luego ya se recuperaron y vendieron una salida de la crisis que pasara por una reforma y una “moralización” (jajaja) del capitalismo.

.

Miedo y opiniones “anti”

Este último filtro se identificó inicialmente como anticomunismo. Eso claramente se definió dentro del contexto peculiar de estados unidos, que en la época de la elaboración del modelo todavía estaba en plena guerra fría. Chomsky actualizó ese filtro llamándolo miedo

Se usan ideas preconcebidas y el miedo que puede tener la gente solo por desconocer algo (lo desconocido siempre da miedo y recelo) para presentar amenazas reales, exageradas o imaginadas, por no decir soñadas. Tiene la ventaja de poder permitir la producción de artículos sin analizar nada sabiendo que mucha gente entenderá el mensaje ya que son ideas preconcebidas. Así todas las ideas “anti” siempre se presentan usando hipérbolas (ver lengua de madera) y por supuesto sin hablar nunca de la parte constructiva (ideología, organización, alternativas, propuestas) que tienen todas las organizaciones “anti” ya que no se analiza nada. La poca visibilidad que tienen los militantes que trabajan cada día en buscar alternativas siempre se usa para despreciarlos.

Ese miedo pasa por presentar un enemigos estigmatizados (musulmanes por ejemplo), un dictador diabólico (Saddam, ahora Gadafi), pero también con los militantes anti-globalización siempre presentados como violentos, con militantes para el derecho animal que en juño de este año pasaron a ser “ecoterroristas”, con anarquistas presentados siempre como violentos sin ninguna reivindicación política y adeptos del caos, con sindicatos en huelga siempre presentados como irresponsables.

Así la idea general que fluye en los medios es que lo existente siempre es lo bueno, y que por lo tanto mejorar las cosas solo puede pasar por mejorar lo existente. Esa visión se explica por parte con el origen social de los periodistas y la educación universitaria que recibieron. Eso tiende a inculcarles visiones conservadoras o reaccionarias según sus “convicciones” personales, y a imponerles el liberalismo como base de reflexión.

.

Conclusión

En países que pretenden ser democracias, la información es un recurso imprescindible ya que permite elegir la mejor opción a seguir para resolver los problemas que se presentan a la sociedad. Ese modelo nos muestra que la información que tiende a aparecer en los medios está predefinida por variables estructurales que imponen una visión/construcción de la realidad. Por lo tanto hay temas importantes que tienen que ser conocidos y que no lo serán (o poco), y eventos que tienen que provocar debates y que no lo hacen.

Por ejemplo se habló muy poco de la propuesta de paz que hizó Saddam Hussein antes de que empieza la primera guerra del golfo; se habló muy poco de que la segunda guerra del golfo fue declarada ilegal por la ONU; se habló muy poco de que los inspectores de la ONU no descubrieron trazas de genocidio en Kosovo; se ofrece un espacio de expresión casi equivalente a los científicos que niegan el recalentamiento global que a los demás aunque solo representen alrededor de un 1% de los climatólogos.

Esa organización de los medios es por esencia anti-democrática.

.

Índice : (De)Formación continua

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: