Inicio > (De)Formación continua, Sofisma > Sofisma : Llamada a la piedad

Sofisma : Llamada a la piedad

.

Definición

Como para el sofisma de llamada al miedo, se trata de provocar una emoción en vez de presentar un argumento. En el caso de la llamada a la piedad, se pretende defender unas circunstancias particulares para provocar la simpatía hacia una causa o una persona, y así “justificar” que los criterios normales de evaluación no se pueden aplicar. Justificar sí, pero sin argumentos.

  • Las presiones que sufrió mi cliente eran tan grandes que se entiende porque llegó a hacer esto;
  • Antes de criticar al presidente del gobierno, piense en la dificultad de su tarea: tiene que…
  • Tenemos que entrar en guerra contra este país para liberar este pueblo de su sangrienta dictador y llevarlos la democracia;
  • Este desgraciado huérfano ha superado dificultades sobrehumanas y a dedicado su vida entera a sus investigaciones. Hay que creerle cuando afirma que la Tierra no es redonda sino cúbica;
  • Mire este niño que se muere de hambre. No esté sin corazón y aporte su contribución financiaría a la ONG tal.

.

La causa de los pobres, las guerras, pero también los tribunales son los ámbitos dónde más se usa este sofisma.

Remontando en el pasado, se puede recordar la manera de la cual el pueblo estadounidense llegó a estar a favor de la primera guerra de Iraq. Con un montaje elaborado por una agencia de relaciones públicas, una pobre “refugiada” de Koweit afirmó que fue testigo de que los soldados iraquís entraban en las maternidades y que tiraban los bebes al suelo para matarlos. Bush Sr contó esta historia siempre que podía, lo mismo para los medios, así que los estadounidenses llegaron a aceptar la idea de entrar en guerra para que estos actos no se repitan más. Después del comienzo de la guerra salió a la luz que esta refugiada no era nadie más que la hija del embajador de koweit en EEUU y que no había pisado nunca el suelo del Koweit.

.

Autodefensa

Este sofisma sigue el mismo esquema que el de la llamada al miedo, así que tenemos un casi copiar/pegar:

Las emociones suelen bloquear nuestro razonamiento ya que nos hacen reaccionar a nuestras pulsiones. Por lo tanto, siempre que se detecta este sofisma, hay que intentar recuadrar la conversación sobre los argumentos racionales y no sobre las condiciones que se están sufriendo. Hay que preguntar cuales son los argumentos que demuestran la relación entre la acción que se quiere justificar y lo que sufren los que están declarados como víctimas.

.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: