Archive

Archive for the ‘Juegos’ Category

Lengua de madera – como luchar?

.

Ahora que se ha presentado la lengua de madera y definido su proveniencia, hay que saber cómo reaccionar para combatirla. Se trata de re-apropiarse un lenguaje crítico e inventar modos de resistencia al lenguaje positivo. Este lenguaje positivo se puede ver como un maquillaje del fascismo si lo definimos como la eliminación de las contradicciones (Hipótesis de Orwell en “1984”). Estas palabras y expresiones se tienen que combatir ya que no son inofensivas. Unos dirán que solo son palabras y que hay luchas más importantes, pero como ya lo vimos, este lenguaje modifica profundamente nuestra percepción de la realidad y hasta nos hace pensar de forma diferente.

Un ejemplo sencillo: en unos países como méxico y francia, un despido masivo se llama “plan de preservación del empleo”. Primero, del punto de vista del sindicalismo, la formulación parece más constructiva y los sindicatos no vendrán a negociar con el mismo espíritu. Segundo, si un sindicato se opone a algo que se llama “plan de preservación del empleo” seguro que tendrá menos apoyo por parte de los trabajadores que si se opone a algo que se llama “despido masivo”. Solo son palabras, solo es una formulación diferente de una misma realidad, pero es más difícil de luchar contra una realidad mala definida de forma positiva. De la misma forma, los nuevos modelos de gestión del personal se llaman gestión orientada a calidad, o política calidad; nadie está en contra de la calidad, oponerse a la calidad no es algo natural… entonces bajo esta apelación, se puede hacer lo que sea: quién se oponga a las formas se opone a la calidad en sí!

La cuestión del porqué aceptamos de usar ese vocabulario es difícil de contestar, y de hecho pienso que hacer debates para discutir este tema y formular hipótesis es la primera forma de resistir a la lengua de madera. Yo no tengo la respuesta, pero lo que puedo observar es que nosotros mismos usamos este vocabulario. Pocos son los que dicen trabajadores en vez de empleados o asalariados.

Luchar contra el vocabulario positivo nos invita a darnos cuenta de que no somos creíbles, que todos somos capaces de detectarlo y analizarlo. También permite volver a instaurar un relación de poder usando de nuevo las palabras que nos han sido robadas. Seguramente la forma más eficiente de combatir la lengua de madera es de reírse de ella jugando, con preferencia de manera colectiva para no sentirse solo, y aprovechar el genio de todos, fomentar la creatividad y reírse aún más.

. Leer más…